Las verdaderas flores de Las Flores

proy-comun-lasflores1Cuentan los más longevos que en el poblado Las Flores (ubicado en el municipio cabecera) un señor sembró un jardín y regaló a su hermosa hija la primera flor germinada. Aunque no existe certeza absoluta, muchos aseguran que ese hecho dio origen al nombre del lugar. De cualquier manera, para quienes allí habitan lo más importante es ver crecer el fruto de los desvelos; esas son sus verdaderas flores.

Quizás por eso, no constituye motivo de asombro, la acogida del proyecto Por Nosotros mismos entre sus pobladores. Aquí no faltaron manos ni deseos de impulsar esta iniciativa partidista, que no solo persigue transformar con esfuerzos propios los principales problemas, sino además mejorar la calidad de vida. El delegado, Julián Comendador Pérez reconoce los resultados de su aplicación en la comunidad.

UN ANTES Y UN DESPUÉS

A simple vista ya se distinguen los cambios y los residentes del lugar dan fe de ello. Aquí se ejecutaron labores de limpieza y embellecimiento,  y aunque el principal adorno no son precisamente las flores, si se percibe un ambiente rural agradable y de armonía. Los beneficios son apreciados además, en la reparación de una parte del camino, y otras obras de importancia social. Entre estos logros destaca la restauración del consultorio del médico y la enfermera de la familia.

Yaisel Peña González, médico del poblado, explica que al llegar allí eran muchas las dificultades. “El consultorio no tenía condiciones, puertas y ventanas deterioradas, poca iluminación, servicio sanitario en mal estado y faltaba el abasto de agua. Ahora la realidad es muy distinta, los problemas recibieron solución y sin dudas todos los vecinos también obtendrán el beneficio.”

Según Peña, se alcanzan buenos indicadores de salud. “No hay eventos de cólera ni dengue, pero se adoptan las medidas preventivas para evitar la aparición de estas enfermedades. La farmacia se encuentra habilitada con el hipoclorito de sodio, las pruebas rápidas de embarazo y los medicamentos necesarios para tratar los problemas de salud.”

“En estos momentos –continúa el galeno- tenemos a una embarazada sin riesgo obstétrico y  niños menores de un año que reciben el seguimiento adecuado. Además contamos con 74 donantes y de ellos 23 están activos.”

¿Y LAS ESPINAS?

Si bien los avances apuntan hacia el progreso local, aún persisten dificultades que requieren una pronta solución. Según los moradores, urge mejorar el transporte y arreglar el vial de Sabanita a Las Flores. Otra de las preocupaciones es la carencia de fuentes de empleo para las féminas y la necesidad de restaurar los camerinos del círculo social, su principal centro recreativo.

Aunque la calidad del pan fluctúa, se reconoce el esfuerzo del personal por llevar a la población un mejor producto. Aquí también se elaboran galletas, panques… con muy buena aceptación por las familias al constituir una alternativa para la merienda escolar.

Entre flores y espinas transcurre la vida en este poblado de la geografía tunera. Es cierto que las soluciones a algunos de sus problemas dependen de factores externos, pero esta gente sencilla no permanece de brazos cruzados y laboran para garantizar un futuro más próspero. Aquí las flores que se cultivan son el amor y la entrega diaria.

Anuncios

Publicado el febrero 1, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: