La ofensiva continúa…

descarga (2)No es posible elaborar una estrategia de ataque, si se ignora la capacidad y las características del adversario, y más aún cuando se trata del dengue, una enfermedad que puede causar daños irreversibles a la salud. El recién concluido 2015 estuvo marcado por el incremento del moquito Aedes aegypti (su principal trasmisor) en la provincia. Lídice Leyva Marrero, especialista de Primer Grado en Medicina General Integral, ofrece a 26 informaciones sobre la enfermedad.

Doctora, ¿qué es el dengue?

Es una enfermedad infecciosa de causa viral considerada una enfermedad tropical. Se transmite por la picadura de la hembra de un mosquito hematófago, o sea, que se alimenta de sangre, conocido popularmente como zancudo patas blancas, y cuyo nombre científico es Aedes aegypti.

¿Cómo ocurre la trasmisión?

El ciclo de transmisión es hombre-vector-hombre. El mosquito hembra se alimenta con la sangre de una persona infectada y luego de un período de ocho a doce días pica a una persona sana y la contagia. Es importante resaltar que la enfermedad no se contagia de persona a persona.

¿Una vez que un individuo enferma, ya queda inmune de por vida?

No existe la inmunidad de por vida. Ello se debe a que existen cuatro serotipos de virus del dengue que son causantes de dos tipos de cuadros clínicos: la fiebre por dengue, que es el cuadro clínico habitual, anteriormente conocido como dengue clásico; y el dengue hemorrágico o fiebre hemorrágica por dengue, que es menos frecuente pero mucho más grave. Haber padecido la enfermedad por cualquiera de los cuatro serotipos virales deja inmunizado contra ese serotipo en particular y no por los otros tres. Una segunda infección por otro serotipo puede expresarse con iguales síntomas o algo peor: desarrollar una forma grave de la enfermedad con hemorragias, shock y muerte.

¿Cuáles son los principales síntomas de la enfermedad?

Los signos del dengue se inician después de un período de incubación que puede variar de cinco a ocho días tras la picadura del mosquito. Habitualmente cursa con fiebre alta que se inicia de forma repentina y se acompaña de dolor de cabeza intenso, dolor alrededor de los ojos y detrás de los globos oculares, cansancio y dolor en músculos y articulaciones.

Al tercer día de la fiebre, muchas veces aparece una erupción generalizada de color rojizo, que dura unos dos o tres días. También puede ir acompañada de náuseas, vómitos, pérdida del apetito o dolor de garganta. La fiebre usualmente dura hasta una semana y suele ser intermitente. En ocasiones, al disminuir la calentura, aparece un segundo irritación cutánea que dura entre uno y cinco días y desaparece con descamación de la piel. Tras la desaparición de los síntomas puede persistir el cansancio, a veces junto con depresión, durante muchas semanas.

Existe quienes, después de la fiebre inicial, pueden tener síntomas más graves característicos del dengue hemorrágico, llamado así por las manifestaciones hemorrágicas que tienen los pacientes (sangrado por la encías, hemorragias por el tubo digestivo o sangrado por la orina). Cursa con dolor abdominal, vómitos persistentes y respiración acelerada. Sin tratamiento, evoluciona a shock con disminución de la presión arterial y en ocasiones la muerte.

Cuando alguien presenta estos signos debe consultar de inmediato al médico y evitar la realización de grandes esfuerzos físicos y procurar hidratarse. Frente a la sospecha del padecimiento no se deben administrar aspirinas, porque disminuye la capacidad de coagulación sanguínea. Esta enfermedad se trata con reposo y ciertos analgésicos, ya que aún no existen fármacos específicos.

.¿Cómo se realiza el diagnóstico de certeza de la enfermedad?

Lo más importante para poder hacer un diagnóstico de dengue es la clínica del paciente. Inicialmente se suele hacer un hemograma para ver los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas. En los pacientes con dengue es característico ver una disminución de los glóbulos blancos y de las plaquetas. El diagnóstico de confirmación corresponde al laboratorio. Cuando existe un brote el cuadro clínico unido a los datos epidemiológicos pueden ser suficientes.

A muchos pacientes, después de examinarlos, se les  realiza la prueba del lazo que mide de manera indirecta la fragilidad de los pequeños vasos sanguíneos. Consiste en colocar en el antebrazo del paciente un torniquete o el manguito del tensiómetro a una presión media durante cinco minutos, si transcurrido este tiempo el paciente tiene más de treinta punticos rojos, llamados petequias, alrededor de la zona de presión se considera una prueba positiva y puede ayudar al médico a confirmar la sospecha de dengue.

¿Qué medidas se adoptan para evitar la propagación de la enfermedad en nuestro medio?

La vigilancia del vector es lo más importante. Sin Aedes aegypti no hay dengue. El programa de prevención incluye obligadamente la participación de la comunidad, por cuanto los criaderos están siempre dentro o muy próximos al domicilio.

Las recomendaciones para no contraer la infección están dirigidas principalmente a evitar la picadura del mosquito, para lograr esto, se debe procurar interrumpir el ciclo reproductivo del Aedes aegypti eliminando los lugares donde pone sus huevos, principalmente los reservorios o acúmulos de agua que puede haber en las casas o en los alrededores.

Igualmente deberán cambiar frecuentemente el agua de los bebederos de animales y floreros, tapar los recipientes con agua, y colocar tela metálica en las ventanas y puertas. Las medidas siempre tienen que ser colectivas y se vinculan principalmente con la erradicación de los criaderos de Aedes aegypti. No hay sistema de salud en el mundo capaz de acabar con el dengue sin la participación de la comunidad. Cualquier depósito de agua limpia o relativamente limpia que permanezca descubierta puede ser el foco a partir del cual se genere un brote epidémico.

Anuncios

Publicado el febrero 24, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: