Para salvar el futuro

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMariana nació a las 27 semanas con un peso inferior a los 700 gramos. Su madre sufrió una preeclampsia grave y tuvo que ser intervenida de inmediato. Aunque las posibilidades de supervivencia de la pequeña eran mínimas, los profesionales de la sala de Neonatología del hospital Ernesto Guevara de la Serna, lograron mantenerla con vida.

“Para mí –recuerda la mamá- fue muy duro e impactante saber que mi hija estaba en un estado crítico. Tenerla ahora entre mis brazos es un verdadero milagro. No sé ni cómo agradecer la dedicación, el amor y el talento del equipo médico”.

Mariana es una de los tantos recién nacidos que pasaron en el 2016 por esta sala de cuidados intensivos neonatales y que hoy disfrutan del abrigo familiar. Allí fueron atendidos niños de un peso inferior a los 1000 gramos y prematuros extremos por debajo de las 28 semanas de edad gestacional con un alto índice de supervivencia.

El pasado calendario se caracterizó por la alta morbilidad, asociada con la prematuridad extrema, las infecciones de inicio precoz, trasmitidas por la madre al bebé, y otras complicaciones. También se atendieron niños con infecciones adquiridas en la comunidad, causadas por la administración de infusiones de medicina verde a los pequeños, sin conocer su concentración. Los especialistas recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad.

En la sala de Neonatología del hospital Guevara, no faltan los deseos de mejorar la calidad de la asistencia. Ana Nastia Tamayo Ortiz, jefa del servicio, expuso que la atención se extiende más allá del servicio, una vez egresados son rehabilitados en la consulta de neurodesarrollo hasta los cinco años.

Para quienes laboran allí es una satisfacción entregar un niño saludable a sus padres. Así refirió  Inalvis Fonseca, enfermera con 20 años de experiencia en la Neonatología. “Es la verdadera muestra de que valió la pena el sacrifico y las noches de desvelos junto a ellos. Permanecemos  más tiempo en esta sala que en nuestra casa y duele mucho cuando algo sale mal, lloramos la perdida junto al familiar”.

 

Publicado el enero 10, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: