Salud, sin mitos

imagesCarlitos fue siempre la alegría de su hogar. Durante la crianza, madre, abuela y tía no escatimaron en mimos, y todas las cosas que le molestaban instintivamente dejaron de hacerlas. Cuando la doctora del consultorio le dijo que había que lavarle el pipi al bebé, y todos los días y echarle el pellejito para atrás con cuidado, la idea fue desechada ipso facto.

Ya más grandecito un médico quiso corregir el problema de Carlitos. A consecuencia de la manipulación el pene se le irritó mucho y nunca más volvieron a tocárselo, hasta que la mamá descubrió que estaba tan cerrado que ya le molestaba orinar.

En el Hospital Pediátrico de esta ciudad le practicaron la circuncisión. Toda la familia estaba aterrada porque por no cumplir con lo establecido el niño fue sometido a una operación con anestesia general, que siempre incluye un riesgo considerable para la vida, además de una dolorosa recuperación.

¿POR QUÉ MI HIJO TIENE EL PENE CERRADO?

La mayoría de las madres en algún momento se hacen esa pregunta y algunas no saben qué hacer. La respuesta es sencilla: casi la totalidad de los niños nacen así, es lo que se llama sinequia balanoprepucial (adherencia del prepucio al glande) condición fisiológica, normal dentro del desarrollo del infante y desaparece espontáneamente con el crecimiento, a través de ejercicios, erecciones y de la higiene general.

El doctor Silvio Laffita Estévez, especialista en urología, atiende todos los días estas y muchas otras situaciones que con una conducta adecuada pueden ser evitadas.

“Recomendamos a las madres -esclarece Silvio- hacer el ejercicio para ayudar a retraer el “pellejito”, con gentileza, sin forzar ni tratar de vencer el obstáculo de una sola vez; siempre a partir de los cuatro meses de edad, pues el sistema inmunológico del pequeño está más fortalecido.

Con el paso de los años, él podrá realizar el proceder, simple fiscalizado por un adulto. En la adolescencia, los juegos sexuales contribuirán a despegar completamente esa piel, de no ser así terminará por dilatarse al iniciar las relaciones sexuales”.

123La sinequia suele confundirse con la fímosis, condición congénita o adquirida que consiste en un estrechamiento de la abertura del prepucio que impide retraerlo y descubrir el glande, acciones necesarias para la micción, las relaciones sexuales y el lavado genital. Requiere de una intervención quirúrgica y es inevitable la circuncisión.

La fímosis adquirida obedece a procesos infecciosos por malos hábitos higiénicos como la balanitis o balanopostitis recurrente, traumatismo local, manipulaciones exageradas a la hora de realizar los ejercicios que desgarran la piel del prepucio,  entre otras.

“En esos casos hay que circuncidar y si bien es una práctica en varios lugares  por motivos religiosos, de limpieza,  estéticos e incluso para prevenir el cáncer; existen evidencias de sus riesgos. Al dejar desprotegido el glande, que es la parte más sensible del hombre, el propio roce con la ropa altera esa sensibilidad, con mayor amenaza de sufrir impotencia, una erección fallida y una  eyaculación precoz o tardía.

Está demostrado que los tumores se previenen con una sana alimentación, la eliminación de los factores desencadenantes y una correcta higiene para evitar el acumulo del esmegma, secreción blanquísima alrededor del glande”, dice Laffita.venereal diseases

Una dilatación brusca en el niño con fímosis puede conllevar a la parafimosis, que sucede cuando la piel retraída queda atrapada detrás del glande por el edema a ese nivel. “Tal afección –añade- constituye una urgencia en nuestra especialidad”.

La salud de nuestros hijos, depende en muchos casos de seguir atentamente las indicaciones del personal médico, capacitado para cada prescripción que realiza. Los mitos y los consejos de los más viejos no siempre encierran realidades. Un correcto proceder a edades tempranas garantiza, en gran medida, un bienestar en todos los ciclos de la vida.

 

Anuncios

Publicado el enero 18, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: