Por un mundo sin lepra

inllice La lepra es una de las enfermedades más antiguas que conoce la humanidad. Su fecha de origen es incierta por el cambio constante de la terminología, pero las referencias indican que existe desde hace varios siglos. Aunque desde el 2000 se eliminó como problema de salud (con una prevalencia mundial de menos de 1 caso por 10 000 habitantes), el último domingo de cada año se realiza una campaña para informar y concienciar a la población respecto a esta enfermedad.

La celebración fue promovida en 1954 por el periodista y filántropo Raoul Foullereau en París, tras una visita a un leprosorio y percibir la situación de los enfermos. Es así, como el 31 de enero se celebró oficialmente el primer Día Mundial de Lucha contra la Lepra.

En Las Tunas, al igual que en toda Cuba, se realizan actividades por la fecha con el propósito de aunar voluntades contra esta patología que todavía afecta a muchas personas en el planeta. Aquí los dermatólogos realizan pesquisas, imparten conferencias y mantienen un control estricto de quienes pudieran padecerla.

indiLa lepra es curable y su diagnóstico oportuno evita deformidades y discapacidades. No es de fácil contagio; se transmite por contacto prolongado con un individuo infectado. El período de incubación es de unos cinco años y los síntomas pueden tardar en aparecer hasta dos décadas.

En las primeras etapas de la enfermedad se presentan manchas en la piel (pálida, rosada o pardusca) que pueden estar acompañadas de dificultad para diferenciar la temperatura fría o caliente en las zonas implicadas, así como perder la sensación de dolor o sencillamente no reconocer la sensación al tacto.

A medida que avanza la afección pueden aparecer otros síntomas como  nódulos cutáneos y engrosamiento de algunos troncos nerviosos, entre otros.   Desde 1995, la Organización Mundial de Salud (OMS) proporciona el tratamiento multimedicamentoso gratuitamente a todos los enfermos leprosos del planeta.

El pasado calendario la OMS presentó una nueva estrategia 2016-2020: “Acelerar la acción hacia un mundo sin lepra”. Su principal  objetivo es reforzar las medidas de control de la enfermedad y evitar las discapacidades. Pretende además, asegurar la implicación de los gobiernos y recursos suficientes para los programas de lucha contra el padecimiento, fomentar el conocimiento entre pacientes y comunidades, así como acabar con la discriminación y fomentar la inclusión de los afectados en la sociedad.

 

Anuncios

Publicado el enero 29, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: