Cáncer, desafío a la vida

indice“He pasado cosas duras, pero siempre he tenido mente positiva”, cuenta Lucrecia Gómez Núñez, una tunera que lleva más de veinte años con cáncer. “Dije que nunca me iba a tirar a la cama a morir. Uno debe aprender a convivir con esta enfermedad, salir a diferentes lugares y despejar la cabeza. En mi caso camino mucho y disfruto de mi familia, pues tengo cuatro hijos y varios nietos”.

Sin perder la alegría que le dibuja el rostro y a pesar de las parálisis faciales u otras complicaciones, ella aconseja a quienes también pasan por su misma situación: “La vida me ha regalado más años de los que pensaba. Eso sí, les digo a las personas que no se descuiden y vayan al médico, todo a tiempo tiene solución”.

La  historia de Lucrecia puede estar repetida por doquier. Se conoce que los tumores malignos representan un serio problema de salud a escala internacional. Prestigiosas autoridades sanitarias estiman que el 40 por ciento son prevenibles y otro 30 curable si se detectan y actúa a tiempo. Ello  depende  en  gran  medida  de  la  capacidad  de la población para elegir estilos saludables, identificar los signos de alarma y  solicitar  ayuda médica especializada.

En Cuba, desde 1958, representan la segunda causa de mortalidad y la primera desde 2009 en Las Tunas. Más de mil personas mueren aquí anualmente por algún tipo de neoplasia maligna, principalmente de pulmón, próstata y colon; y se diagnostican una cifra similar de nuevos casos.

APOSTAR POR LA SALUD

La prevención, el diagnóstico temprano, el tratamiento oportuno y los cuidados paliativos constituyen los pilares fundamentales del Programa de Control de esta afección. Cada área de salud cuenta con el personal capacitado para detectar las señales; ya sea a través de las pesquisas a individuos asintomáticos y aparentemente sanos o a solicitud del propio paciente que percibe algún signo.

“Después del examen clínico y los complementarios se hace la remisión a las consultas de referencia, según la localización y el protocolo definido. Es el médico de la familia –junto a la enfermera- quien actúa sobre los factores de riesgo y busca esa población vulnerable para estudiarla y determinar las lesiones precancerosas”, apunta Ana Rosa Brizuela, coordinadora provincial del programa.

En esta localidad se dispone de varios medios para los diagnósticos iniciales. “En el tumor de colon -explica- contamos con un examen sencillo, que es el test de sangre humana oculta en heces fecales, y para el cervicouterino, la prueba citológica, puesta en marcha en el país desde el año 1968. También están disponibles el PSA, análisis de sangre para detectar el de próstata, y rayos X que permite definir el de pulmón y otros”.

Los tratamientos con cirugía, radioterapia, quimioterapia, hormonoterapia o inmunoterapia dependen de la localización y etapa del padecimiento, de la prueba histológica y de otros elementos específicos como la edad, estado físico y patologías asociadas del enfermo. Siempre se valora los peligros y beneficios, para aplicar lo más efectivo y conveniente en todos los casos.

inlldiceSegún el doctor Ramón de Jesús León Polanco, especialista en Oncología del hospital Ernesto Guevara de la Serna, es menester decir siempre la verdad sobre un diagnóstico, que no significa decirla de golpe ni en su plena crudeza. Muy importante además, es dejar que el paciente marque su propia pauta de información; si no plantea determinada pregunta es porque seguramente no desea afrontar su respuesta.

¿Cuándo acudir al médico? La enfermedad se puede presentar como úlceras o nódulos en cualquier parte del cuerpo (mama, por debajo de la piel, músculo…) y sangramientos por diferentes cavidades (vaginal, rectal, bucal). Igualmente hay que vigilar las verrugas o lunares de nacimiento que comenzaron a modificarse o aquellos que asoman de repente.

En las mujeres, no descuidar indicios como el flujo o dolor bajo vientre persistentes, sangramiento post-coito, menopausia precoz, un aumento de volumen en la mama. Los hombres deben estar alertas ante las dificultades en el proceso de la micción, sangrados en la orina y otras. “Estos signos no necesariamente significan la existencia de una de estas afecciones; pueden obedecer a otras causas. Es preciso realizar un seguimiento y si persisten las síntomas indicar los exámenes correspondientes”, apunta.

PARA QUE NO PESEN LAS MALAS DECISIONES

Nicolás comenzó a fumar muy joven; al principio fue la presión de grupo y después la necesidad de impresionar a las chicas. Aquello que comenzó como un juego, con el tiempo se convirtió en una adicción. Así pasó más de cuatro décadas esclavizado a un cigarro. Nunca escuchó consejos. Dicen que el cáncer le arrebató la vida, pero realmente, él trazó su propio destino.

Se conoce que ciertos genes heredados y factores medioambientales constituyen elementos desencadenantes de esta dolencia. Sin embargo,   existen medidas preventivas que dependen del hombre y pudieran reducir significativamente la morbimortalidad.

“En primer lugar –dice León Polanco- no fumar o dejar de hacerlo. El humo del tabaco contiene sustancias cancerígenas capaces de ocasionar lesiones malignas de boca, faringe, laringe, esófago, estómago, pulmón y vejiga.  Evitar además, el consumo excesivo de alcohol, pues se relaciona con varias de las localizaciones. El abuso de esta sustancia perjudica, sobre todo, a quienes combinan su consumo con el del tabaco.

“El sobrepeso es otro causa asociada a tumores como el de mama; lo mejor es realizar ejercicios físicos y consumir frutas y vegetales. Las dietas ricas en grasas saturadas, fritos y ahumados influyen sobre las neoplasias de las vías digestivas. Los embutidos, por ejemplo, se preparan con sales de nitro que luego en el estómago se transforman en nitrosaminas, sustancias químicas potentes que pueden ser cancerígenas”.

El especialista recomienda los medicamentos con vitamina A, C y E,  favorables por sus compuestos antioxidantes capaces de prevenir el perjuicio en las células. Por otro lado, es necesario mantener las relaciones sexuales protegidas, pues el virus del Papiloma Humano ejerce notable influencia en la aparición del cáncer cervicouterino”.

 “Las féminas que quedan embarazadas por primera vez después de los 30 años de edad o nunca tienen un embarazo que llegue a término, corren más riesgo de padecer lesiones de mama. El peligro también incrementa en quienes reciben tratamientos hormonales para aliviar los síntomas del climaterio”, concluye Ramón de Jesús.

Los dermatólogos aconsejan además, disminuir las dosis de sol en los niños, usar cremas provistas de filtro solar, vestir ropas protectoras, no salir en los horarios de mayor intensidad de los rayos (11:00 a.m y 4:00 p.m) y otras. El daño a largas horas de exposición solar es acumulativo y asoma en la edad adulta.

CRECE LA ESPERANZA

El 67 por ciento de los ensayos clínicos que se realizan actualmente en el país, están dedicados al tratamiento de estas patologías. Su aplicación en Las Tunas revela resultados positivos y un futuro promisorio, expone Alicia Rodríguez Bernabé, coordinadora provincial de este programa.

Aquí se emplea Cimavax EGF, primera vacuna terapéutica registrada para el cáncer de pulmón, que prolonga significativamente la vida de los pacientes. En esa misma localización están abiertos estudios con Racotumomab, Docetaxel y Nimotuzumab, este último también se prueba en el de esófago.

“Tenemos además, el RituxCIM para el linfoma no hodgking, y otros dos productos para el de piel: HeberPAG, específicamente utilizado en el Carcinoma baso celular y la Vacuna Nglicoli en los Melanomas. Todos reportan beneficios y seguridad; no podemos hablar de una curación, pero sí de un control y una mayor supervivencia.

“Una mujer -recuerda la licenciada- llegó a la consulta con ambos pulmones dañados en fase terminal. Inició un tratamiento con uno de nuestros productos y duró un año y tres meses con excelente calidad. Su hijo muchas veces cuestionó el estado de la mamá, pues no entendía que con aquel diagnóstico, ella pudiera realizar labores cotidianas como ir a la bodega. Esa señora de 78 años se mantuvo activa e incluso se le vio caminar por el barrio 48 horas antes de fallecer”.

Como toda investigación, los ensayos responden a diferentes protocolos. “El equipo multidisciplinario en el hospital Ernesto Guevara determina quienes pueden participar en los estudios, según los criterios de inclusión y siempre con la conformidad del afectado”.

jkkagesEl cáncer no es sinónimo de muerte. Sepan que existen procedimientos para controlarlo y prolongar la existencia, en algunos casos hasta la curación. Los  pacientes en fases avanzadas tienen muchas opciones que eran inimaginables tiempo atrás. Debemos hacer realidad el lema “nosotros podemos, yo puedo” porque en la lucha contra esta enfermedad, una actitud positiva como la de Lucrecia, sí marca la diferencia.

 

Anuncios

Publicado el febrero 4, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: