Una batalla que se libra toda el año

imagesDe aspecto inofensivo, actuar sigiloso, pequeño, blanquinegro con rayas al dorso de las patas. Así luce el Aedes aegypti, uno de los mayores enemigos que azota a la humanidad desde hace ya más de tres siglos. Viejo conocido de las Américas, principalmente en países de clima tropicales y subtropicales, es responsable de la transmisión de virus que afectan a millones de personas en todo el planeta: dengue, fiebre amarilla, chikungunya y más recientemente el zika.

La lucha contra este vector no es cuestión de días, semanas o meses. Y eso bien lo saben los tuneros. Aquí se libra una batalla constante todo el año, y el mínimo descuido pesa a la salud de todos. La experiencia de tantos años ha demostrado que no bastan las estrategias sanitarias gubernamentales si no se previene en el principal frente: las viviendas.

“Los estudios sobre el radio de vuelo indican que la mayoría de las hembras de Aedes aegypti pueden pasar toda la vida en el interior de las casas en las que se han convertido en adultos o alrededor de ellas, y que suelen volar unos 400 metros de media”, señala un informe de la Organización Mundial de Salud.

En el recién iniciado 2017, Las Tunas no ha confirmado pacientes con dengue; sin embargo es preciso disminuir los focos del mosquito -con acciones coherentes e integradas de los diferentes organismos, sectores, organizaciones de masas y la población en general- para evitar una trasmisión de la enfermedad.

Blanco Raúl Pérez Pérez, vicedirector de lucha Antivectorial en esta provincia expone que “la mayor situación entomoepidemiológica se encuentra en el municipio cabecera, específicamente en el área de Salud de Gustavo Aldereguía, reparto Buena Vista. Su principal causa es la escasa percepción del riesgo de las personas, pues más del 78 por ciento de la focalidad se detecta en los depósitos de almacenamiento de agua; tanques bajos dentro de las viviendas”.

imagesNo faltan quienes desechan el abate al cambiar el agua sin valorar su importancia ni el costo del producto para el país e incumplen las medidas de autofocal. “Las formas más efectivas de evitar los criaderos–dice el licenciado- son mantener los tanques herméticamente cerrados y con abate, cepillarlos para destruir los huevos del vector adheridos a sus paredes e higienizar el ambiente”.

Muchas familias han sufrido las consecuencias de la picadura del mosquito y aun así prevalece la dejadez, la irresponsabilidad y la falta de conciencia. Ciertamente, nadie quiere enfermar, pero en medio de las rutinas diarias, no pocas veces se olvida que la ofensiva contra este rival es cotidiana y acciones muy sencillas pueden salvarnos la vida.

 

Anuncios

Publicado el febrero 7, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: